Hipermetropía

Hipermetropía

El ojo suele ser algo más pequeño y las imágenes se enfocan más allá de la retina. Esta situación tiene una ventaja y es que la lente natural del ojo, el cristalino, haciendo un esfuerzo de enfoque, puede compensar el defecto y de esta manera el hipermétrope ve bien. Esta compensación hace que en este defecto se vea mejor de lejos que de cerca por lo que se les llama “largos de vista”.

Se suele nacer con la hipermetropía, siendo un defecto muy frecuente en la infancia. Asimismo a estas edades el esfuerzo de compensación se acompaña con un mal funcionamiento de los músculos del ojo orijinando un estrabismo. Dicho esfuerzo, y a cualquier edad, se acompaña de fatiga visual, desenfoques y dolores de cabeza.

Por lo general el hipermétrope funciona bien y sin gafas durante muchos años, pero a partir de los 35-40 años de edad la compensación de enfoque se hace peor y se manifiesta progresivamente el defecto.

hipermetropia